Bases y Parámetros Biológicos

Mi trabajo en los últimos años a sido recopilar datos y criterios de terapias que funcionan y encontrar su sentido y su hilo conductor y el por qué sí o por qué no. He estado con diferentes autores, médicos, biólogos, neuro-científicos, que me enseñaron las claves para entender el trabajo.

 

Empecé por  extraer los diferentes y complejos mecanismos de todo el organismo y ver cómo funcionan, me ayude de libros, videos, maestros, médicos, biólogos, naturopatía, etc.

Se habla de los parámetros biológicos y que el cuerpo debe de tener un equilibro interno entre todos sus sistemas.

Continué estudiando medicina biológica para comprender que cada parte del cuerpo tiene su función biológica y cuando se altera su función se altera el órgano, por ejemplo: la función biológica del estomago es digerir, cuando se vive un “conflicto biológico” (que NO tiene nada que ver con lo emocional o psicológico) que no puedes resolver, eso genera un estrés biológico permanente y es el estómago es el que se va a alterar produciendo más acido clorhídrico y con la consecuencia de una posible gastritis, a igual que la piel (epidermis) es el contacto, esa es su función, tener contacto con el mundo exterior, cuando hay conflictos de separación se manifiesta en la epidermis, por eso muchos bebes desarrollan dermatitis cuando su madre empieza a trabajar y “se separan” los bebes viven un conflicto de separación que se manifiesta en la piel, lo que ocasiona dermatitis, (para comprender bien esto hay que ver la adaptación biológica de cada órgano y su función y para que se manifiesta así, en este escrito no se ve dicha información).

Seguí documentándome hice cursos de formación en neuro ciencia y observé en los ciclos biológicos naturales de las ondas del cerebro, que son de beta a alfa a zeta a delta y al despertar por la mañana el cerebro hace la inversa de delta a zeta a alfa a beta. Ya que el cuerpo necesita esos espacios y tiempos para regenerar tejidos, regularse y auto ajustarse.

Entendí que con diferentes métodos que conocía era posible cambiar las ondas cerebrales y empecé a inducir a las personas a cambiar sus ondas para que su organismo pudiera regenerarse y salir de ese “estrés” que consumía su energía.

Y por último y por casualidad aprendí un sistema de nutrición, como ya vemos hay muchos y diferentes y contradictorios modos de alimentación, pero si observamos al quien más sabe, que es la propia naturaleza, ya nos dice como tenemos que alimentarnos. Solo existen dos sistemas digestivos:

  • Herbívoros
  • Carnívoros

No hay más, hay subgrupos, como el omnívoro y otros, pero anatómicamente y fisiológicamente sólo hay los dos citados. Si ves las funciones y propiedades fisiológicas, la naturaleza ya nos dice como hay que comer, este sistema no es una dieta, ni régimen ni técnica de nada, es la manera bio-lógica en que tendríamos que alimentarnos, lo único que hacemos es quitar lo que intoxica y dar lo que nutre, para todo eso tendríamos que ver las características de los alimentos y de nuestro sistema digestivo entre otros y toda esa información no está en este documento para hacer más ágil y rápida su lectura.

En definitiva llegué a la conclusión que solo hay dos maneras de enfermar, y es lo que entra en tu cuerpo, “por tu mente lo que piensas” o “por tu boca lo que comes”, y si corriges una, la otra o las dos, según personas, las personas entran en homeostasis y se curan.

Obviamente esto es simplificar muchísimo, ya que hay excepciones como traumatismos o accidentes, lesiones, etc. son casos diferentes, ya que estos no son enfermedades, son lesiones por accidentes o golpes.  O  cuando ya hay lesiones nerviosas, estados degenerativos avanzados o similares, cirugías, etc. la cosa no es tan simple, pero obviamente siempre se puede intentar, ya que se tienen mejorías sustanciales y no se pierde nada por intentar apoyar a que las personas puedan tener una vida mejor.